sábado, 28 de diciembre de 2013

Nunca se sintió tan bien...

Nunca se sintió tan bien depender de alguien, esperar que me llamaras y dijeras bonitas palabras, aunque sólo fueran eso, palabras. Nunca se sintió tan bien ser demasiado frágil al estar con alguien y poder llorar sin pena. Nunca, nunca se sintió tan bien, ser simplemente de alguien...pertenecer y no pertenecer a alguien...

Nunca había extrañado tanto a alguien...y me da miedo nunca sentirme así de nuevo..